El Quijote de Quillota
Con el poder de la información

Familia construía una piscina y encontró restos arqueológicos en Quillota

En una vivienda de Quillota, Región de Valparaíso, encontraron restos humanos y elementos de alfarería de la cultura Llolleo mientras construían una piscina. restos arqueológicos

El hecho se registró en la villa El Sendero de Quillota donde una familia comenzó a construir una piscina, sin embargo, se encontraron con los restos de huesos humanos y cacharros de greda. restos arqueológicos 

Hasta el lugar llegaron investigadores y arqueólogos, quienes apuntaron que los vestigios pertenecen a la cultura Lloleo, que data la época prehispánica, desde el 200 al 700 d.C. específicamente, que se dedicaban a la caza y la recolección, además de practicar la alfarería.  restos arqueológicos 

“A ese lugar se le considera como una zona roja de potencial arqueológico importante”, detalló al matutino el arqueólogo y académico de la Universidad de Concepción, Pedro Andrade.

Y explicó que “cuando hicieron la remodelación del estadio Bicentenario de San Luis de Quillota se encontró uno de los cementerios más grandes de la arqueología chilena, estamos hablando de unos 200 esqueletos que estaban ahí”, situación que se repite en otras poblaciones y construcciones cercanas.

“Una de las cosas que se explican dentro de la interpretación de los cementerios arqueológicos es que no nos hablan de cuánta gente murió, sino de cuánta gente vivió para que el grupo se mantuviera en el tiempo y, segundo, para soportar esa cantidad de muertos; esa sociedad tiene que haber tenido una fertilidad importante“, agregó el experto.

[Te puede interesar]:Así funcionará el transporte gratuito el día del plebiscito en la región de Valparaíso

En Quillota también han aparecido restos de la cultura Bato (300-400 a.C.), Aconcagua (900 y 1.536 d.C.) e Inca.

Según encargados del Museo Histórico y Arqueológico de Quillota, este es el sitio número 76 registrado en la zona, lo que ratifica que este lugar está poblado desde hace más de dos mil años. restos arqueológicos