El Quijote de Quillota
Con el poder de la información

Hija de artesano asesinado en El Tabo: “Nada de lo que diga o haga la justicia me calmará en la vida”

 

La tarde del sábado 16 de enero de 2021 cambió para siempre el curso de la vida que se había imaginado Catalina Fuentes, hija de Sebastián; el mismo hombre de mediana edad que aquella fatídica tarde iba a ser herido mortalmente en una de sus piernas, en el hombro y en la espalda.

“En mi casa lo mataron y había dos carabineros ahí y no hicieron nada, lo apuñalaron, le pegaron, en mi casa lo mataron y esto lleva más de un año porque cuando fuimos a la Fiscalía les dijimos ¿Acaso quiere un muerto? Y sí nos dijo el fiscal, por eso ahora queremos justicia y que metan preso a los hueones”.

Eso fue lo que dijo Noemí Poblete en una declaración que se parecía a un grito desesperado que aquella misma tarde se perdió en la calle de tierra por donde entró la patrulla de carabineros, enmudeciendo a los vecinos que hasta entonces sufrían con impotencia del dolor inenarrable de haber visto morir a uno de los pobladores en plena calle.

El horror, según se sabe, partió cerca de las 21 horas del sábado en la calle Los Boldos, número 9, en la parte alta de la comuna de El Tabo donde las desavenencias vecinales terminaron en una cacería sangrienta que se llevó la vida de Sebastián (de 49 años a la fecha de su muerte) uno de los del sector que cometió el error de enfrentar con audacia a las personas equivocadas.