El Quijote de Quillota
Con el poder de la información

Gobierno decreta Alerta Sanitaria para comunas de Quintero y Puchuncaví .

Una reunión sostuvieron  las ministras de Medioambiente y Salud en la Región de Valparaíso, junto a la delegada presidencial, el gobernador regional y alcaldes de la zona.Esto luego de que se reportaran varios casos de intoxicaciones por alta presencia de dióxido de azufre en el ambiente, en las comunas de Quintero y Puchuncaví.

En ese sentido, la titular de Salud, María Begoña Yarza precisó que «llegamos con medidas inmediatas y también a corto plazo. «La primera de ellas, es la alerta sanitaria que se firmó para Quintero lo que «nos pone en una mirada más preventiva con respecto a las medidas que tenemos que tomar (…) primero con aquella fuente de emisión» de gases. «Hay que poner el cierre de esa emisora y no de colegios», dijo.

Asimismo, se informó sobre la realización de estudios que permitan «conocer el impacto de metales pesados en las personas que habitan estos territorios» porque estos informes «nos van a dar elementos para generar medidas preventivas y de mitigación». Comenzarán el próximo mes. Y se implementará un plan integral de respuesta del Estado ante los casos de intoxicación, «que será un dispositivo sanitario que va a estar en las comunas afectadas para hacer seguimiento», detalló Yarza.

Por su parte, la ministra de Medio Ambiente, Maisa Rojas, precisó que «las 20 empresas deben informarnos sobre las medidas que están adoptando cuando ocurre un evento de mala ventilación». Descartó un cierre del cordón industrial permanente, pero confirmó que cuando existan bajas condiciones de ventilación «las que paren serán las empresas, que no se suspendan las clases».

En esa línea, se refirió a la reunión que hubo con todas las empresas del control industrial y el día lunes «deberán informarnos sobre las medidas inmediatas que han adoptado para aplicar al máximo el principio preventivo. Queremos minimizar los riesgos», enfatizó Rojas. Asimismo, las empresas deberán presentar las medidas en los cambios operacionales que tomarán para evitar nuevas emanaciones de dióxido de azufre.