El Quijote de Quillota
Con el poder de la información

Quillota recibió más de 60 milímetros de agua caída y se mantiene monitoreo a la toma del Cerro Mayaca

Con equipos desplegados durante todo el fin de semana, además de una coordinación permanente encabezada personalmente por el Alcalde Óscar Calderón Sánchez, la comuna de Quillota enfrentó el intenso sistema frontal que se hizo sentir en la zona durante sábado y domingo, dejando más de 60 milímetros de agua caída y fuertes vientos, especialmente en los sectores rurales.

Gracias a este trabajo y las medidas preventivas desarrolladas por el equipo de Gestión de Riesgos y Desastres, la comuna resistió de buena forma, sin que se registraran grandes emergencias. Solo algunos anegamientos y acumulaciones de agua en puntos habituales, considerando que la comuna cuenta con evacuación superficial, además de caídas de árboles y algunos cortes de camino en zonas rurales, así como suspensión del suministro eléctrico en Rautén Bajo, La Palma, Boco y algunas poblaciones urbanas, que fueron subsanados por Chilquinta.

60 milímetros de lluvia

Claudio Figueroa Navarro, jefe de la Oficina de Gestión de Riesgos y Emergencias, destacó que la Municipalidad de Quillota dispuso de tres cuadrillas y un total de 40 funcionarios, que trabajaron en turnos, para ir resolviendo estas emergencias menores. Además, siempre en coordinación con Bomberos, Carabineros y las empresas de servicios, incluso realizando tres reuniones de evaluación, encabezadas por el Alcalde Óscar Calderón y con los respectivos recorridos de evaluación por la ciudad durante el sábado y el domingo.

“Según las bases meteorológicas, tendríamos un promedio cerca de 60 milímetros (de agua caída) en nuestra comuna. Durante el día sábado, a eso del mediodía y hasta las 16 horas aproximadamente fue lo más intenso, donde tuvimos que atender diferentes tipos de ayudas hacia la comunidad, principalmente acumulación de agua en sectores emblemáticos que tenemos y lo hemos conversado con el alcalde de poder ir mejorando estas situaciones, como en Pedro Aguirre Cerda o Aconcagua Sur. Pero también con una desagradable sorpresa: muchos sectores que estaban limpios, los encontrábamos sucios, nos encontrábamos incluso con algunos sacos en las evacuaciones de aguas lluvia y eso hizo que la acumulación de agua fuera aumentando”, puntualizó Figueroa.

Monitoreo a la toma del cerro Mayaca

Por su parte, Juan Carlos Aros, jefe de Servicios Operativos de la Municipalidad de Quillota, valoró los trabajos desarrollados desde marzo por los equipos municipales, preparando la ciudad para un invierno que ya se anunciaba como lluvioso, lo que permitió que el balance de este fin de semana -y con la mayor lluvia en años sobre la ciudad- fuera bastante positivo.

Según informó Aros, “en líneas generales, la ciudad ha respondido bastante bien. Tiene que ver también con un trabajo que se hizo anteriormente por parte de la Oficina de Gestión de Riesgos y Desastres, que es el Plan de Invierno y que gracias a ese trabajo se ha mantenido la ciudad bastante bien, salvo la preocupación latente que tienen el Municipio y el Alcalde respecto de la gente que está en lo que es la toma del Cerro Mayaca. Es un terreno difícil, complejo y tenemos la instrucción del alcalde de monitorear durante todo el día el sector y tomar las medidas necesarias, en la eventualidad de alguna emergencia de tipo mayor”.

Efectivamente, la Municipalidad estableció un plan de trabajo para abordar la situación de la toma del Cerro Mayaca, ubicada en la ladera surponiente, donde el fin de semana se produjo un desmoronamiento menor, que dejó como consecuencia que algunas de las precarias viviendas quedaran sin acceso a agua. La situación podría verse agudizada, ya que el terreno ya está reblandecido y se anuncian nuevas precipitaciones para los próximos días, tal como explicó el Alcalde de Quillota, Óscar Calderón Sánchez.

“Nuestra preocupación hoy día es el cerro Mayaca, especialmente con el temor que tenemos sobre potenciales derrumbes que vayan generando alguna complicación en los vecinos. En particular, ahí tenemos una toma con la que hemos estado conversando personalmente en varias oportunidades, estamos programando la postulación a subsidios habitacionales y la erradicación a viviendas obviamente más sólidas y en mejores condiciones. Esta toma ya lleva más de cuatro años y tenemos la necesidad hoy día, más que nunca, de reforzar la intención de poder trabajar en conjunto para erradicarla. Por eso hemos redoblado allí, por eso va el equipo de Gestión de Riesgos y Desastres, y también de la Dideco y de la Oficina de Vivienda, a generar los apoyos necesarios”.

Volverían las lluvias

Según el balance final de la Oficina de Gestión de Riesgos de Desastres, emitido este lunes, durante el fin de semana hubo cinco anegamientos parciales de viviendas, siete interrupciones de suministro eléctrico o corte de cables, cinco problemas con alcantarillados, nueve colapsos de evacuación de aguas lluvias, dos caídas de árboles, tres voladuras de techos, un incendio estructural, cuatro colapsos de estructuras y dos deslizamientos de tierra. Además, según diferentes portales meteorológicos, se espera que las precipitaciones vuelvan a la Zona Central la noche de este miércoles, extendiéndose preliminarmente durante todo el jueves.