El Quijote de Quillota
Con el poder de la información

Familia denuncia muerte de hombre tras reacción alérgica por inyección de medicamento en La Calera

La hija de un hombre de 66 años que murió este martes tras sufrir un shock anafiláctico luego que le suministraran un fármaco del cual era alérgico, denunció negligencia en el SAPU de Artificio y el Hospital de La Calera.

Una familia denunció negligencia tras la muerte de un hombre al que le suministraron un medicamento del cual era alérgico en el SAPU de Artificio, de la comuna de La Calera.

Desde el Departamento de Salud Municipal aseguraron estar al tanto del caso y que entregaron todos los antecedentes al Servicio de Salud Viña del Mar-Quillota.

No saben el daño que le provocaron a mi familia”, indicó a BioBioChile la hija de Patricio Maldonado San Juan, hombre de 66 años que falleció a causa de un shock anafiláctico.

Según detalló, el lunes 7 de noviembre, acudió con su padre al SAPU de Artificio debido a que éste presentaba sarpullido en sus pies tras ingerir prednisona. Medicamento que -indicó- en el último tiempo le estaba generando una reacción alérgica.

Maldonado aseguró que desde que llegó al recinto, que depende de la Municipalidad de La Calera, expresó al personal médico que su padre era alérgico a los AINES (antiinflamatorios no esteroideos) e hidrocortisona. Es más, afirmó que informó a los funcionarios que previamente en el mismo recinto, en 2019, el hombre sufrió un paro cardíaco por la suministración del medicamento.

“Al ser administrado directamente a la vena, a mi papá le provocó un shock anafiláctico. Lo comenzaron a reanimar y luego lo trasladaron al Hospital de La Calera”, añadió.

Luego de eso, la condición de su padre comenzó a empeorar.

“En Calera se demoraron en intubarlo y en ese proceso a mi papá no le llegó oxígeno al cerebro, eso le provocó un daño irreversible”, acusó Maldonado, precisando que en el hospital lo estuvieron reanimando por 25 minutos.

De urgencia personal del SAMU trasladó al hombre al Hospital Biprovincial Quillota-Petorca, pero ya iba con “un daño irreversible en su cerebro”.

En ese recinto le realizaron las pruebas y scanner y al día siguiente, el martes 8 de noviembre, les informaron que debido a las maniobras que le realizaron previo a su traslado, ya no había vuelta atrás y que “solo había que esperar que su corazón dejara de latir”, reveló su hija.

Ahora la familia está en búsqueda de un abogado para presentar una denuncia por negligencia.

Queremos que las personas que hicieron todo este daño paguen, si es posible con cárcel, y no tengan que atender a ninguna persona, porque no saben el daño que me provocaron a mí y a mi familia”, cerró.

También podrías querer leer : Nuestro medio asociado Aconcagua al Día

También podrías querer leer : Hospital de Quillota inició plan para reducir listas de espera en cirugías mayores ambulatorias

BioBioChile consultó a la Municipalidad de La Calera sobre el caso, desde donde aseguraron estar en conocimiento de la situación y que “personal municipal ya se entrevistó con su familia para evaluar los pasos a seguir”.

“Paralelamente, el Servicio de Salud Viña del Mar-Quillota inició una investigación para esclarecer todos los hechos y determinar si hubo algún grado de responsabilidad de parte de la red de salud, que le entregó atención médica (Sapu- Hospital de La Calera- Hospital Biprovincial Quillota Petorca)”, añadieron en el escrito.

Para finalizar recalcaron que entregaron todos los antecedentes del caso al Servicio de Salud para la investigación en curso.

BioBioChile consultó al Servicio de Salud Viña del Mar-Quillota, pero hasta el momento no ha obtenido un pronunciamiento.